+ 34 611 515 373 info@belosilvaabogados.com

Lo importante en una investigación es ser muy objetivo a la hora de determinar las causas de los accidentes de tráfico.

Se deben tener en cuenta todos los aspectos que han podido incidir en el mismo, tanto en lo que es el accidente como en su resultado. 

Las autoridades competentes recaban la información y ponen todos los datos existentes sobre la mesa.

Las principales causas de los accidentes de tráfico

Los accidentes más comunes en las vías urbanas son las colisiones frontolaterales y las colisiones por alcance. Estos accidentes de tráfico representan sin duda más de la mitad de los siniestros viales que se producen en las zonas urbanas especialmente como consecuencia de la configuración de las propias vías urbanas con muchas intersecciones y cruces de calles.

Casi siempre los accidentes de tráfico son debidos a un error humano aunque hay otros tres factores que tienen que ser analizados siempre para ver cuál de ellos ha sido el principal causante del accidente. Estos factores son el conductor, el factor humano, el vehículo o la vía.

  • Entre  un 70% y un 90 % de los accidentes de tráfico se producen como consecuencia del factor humano.
  • En segundo lugar, entre  un 10% y un 30%, es debido al factor vía, es decir, al estado en que se encuentra la vía, la carretera.
  • Y en tercer lugar se achacan al factor vehículo entre un 4 y un 10%.

El uso del móvil y la seguridad vial

Las redes sociales y las distracciones están detrás de un tercio de los accidentes de tráfico y este dato es importante tenerlo en cuenta para concienciarnos de que la seguridad vial es un tema que depende de toda la sociedad. La seguridad vial requiere un alto grado de concienciación de todos los conductores y peatones que hacen uso de la vía pública, y sobre todo hay que apelar a la responsabilidad de los conductores ya que conducir cualquier tipo de vehículo requiere una concentración exclusiva porque cualquier tipo de distracción, imprudencia o negligencia, puede conllevar a la producción de un accidente.

Según la DGT,  cada año fallecen al menos 500 personas en accidentes de tráfico en los que la distracción aparece como factor concurrente. Entre las distracciones más frecuentes se encuentra el uso del móvilPero aún sabiendo su peligrosidad, el 43% de los jóvenes envían Whatsapp mientras conducen según una encuesta realizada a más de 6.000 jóvenes europeos. Una distracción de un segundo para mirar el teléfono móvil circulando a una velocidad de 50 km/h implica que se ha recorrido una distancia de 150 metros a ciegas. Es por ello que debemos concienciarnos de su peligrosidad especialmente en vías urbanas donde la interacción es tan próxima que puede dar lugar a un accidente con graves consecuencias.

¿Cómo se investiga un accidente de tráfico?

El trabajo de campo es básicamente la recogida de información. Esta se llevará a cabo en el lugar de los hechos donde se ha producido el accidente realizando lo que se denomina la inspección técnico policial que consiste en la recopilación de rastros e indicios que se han producido como consecuencia del accidente. Esta investigación incluye:

  • imágenes fotográficas y videos,
  • toma de medidas, distancias,
  • interrogatorio inmediato de testigos,
  • los resultados de las pruebas de alcohol y drogas realizadas.

En un siniestro entre un turismo y una motocicleta por una colisión frontolateral se analizarán los puntos de percepción de los implicados, las reacciones que han podido tener, las maniobras evasivas que hayan podido realizar, si llevaban elementos de seguridad activa y pasiva (cinturón de seguridad, el casco), si las luces son adecuadas, etc.

¿Qué pruebas se buscan cuando se produce un accidente?

Se buscan los rastros o vestigios que quedan sobre la vía:

  • las marcas que puedan dejar los neumáticos en las distintas fases del siniestro,
  • los arañazos que pudieran quedar,
  • vertidos de fluidos del coche como por ejemplo aceite o líquido de batería,

Otra fuente de datos muy importante son las deformaciones de los vehículos, ya que por ellas se puede saber cómo ha sido la colisión, en qué posición relativa se encontraban en el momento de colisionar, la violencia con que se ha producido el impacto.

Las conclusiones se contrastan con las manifestaciones de testigos y personas involucradas en el accidente.

Avances tecnológicos al servicio de la investigación de accidentes

Actualmente la tecnología que se utiliza para investigación y reconstrucción de siniestros se basa en un software o programa de ordenador en el que se introducen unos parámetros ( las medidas y los datos que se han recogido en la inspección técnico ocular) y estos programas teniendo en cuenta la física simulan cómo se comportaría esos vehículos según los parámetros que le hemos dado.

También se están utilizando cada vez más drones y fotogrametría para recrear el escenario en 3D y obtener formas en 3D de los vehículos que han colisionado.

Con todos los datos disponibles se buscarán las posibles causas, ya sean estás mediatas o inmediatas y siempre se intentará determinar cual ha podido ser la principal causa de entre todas las que haya. 

Si buscas un despacho de abogados especializado en accidentes de tráfico, tanto por vía penal como civil, no dudes en contactar con nosotros.

 

whatsapp Belo Silva Abogados